Seguidores

viernes, 4 de marzo de 2016

Mis letras viejas...

Ha pasado mucho tiempo ya desde la última vez que te escribí, te imagino literal, robándole tiempo al tiempo, tratando de encontrar lugar para tu alma libre que tal vez se sienta un tanto presa, y me da gusto no saber de ti, aunque sea extraño, ya que mi total ignorancia asume que aquello es buena señal aunque podría equivocarme terriblemente, ya que los problemas son parte de la vida, como los colores del cielo, pero imagino que ahora son otros y que "otros" te ayudaran con ellos, debo decirte que aun recuerdo los bosques y el frío, la luna y el sol, a Paulo e Isabel, y ciertas cosas dichas que como una roca se quedaron en lo más profundo en alguna parte de mi, te escribo porque a veces es preciso que alguien te diga ciertas cosas, alguien que entiende lo que dices y que sabe como responder aun cuando no haga preguntas... y con el tiempo aprendí que soy mas de letras que de palabras, que soy mas de escuchar que de decir, que soy mas de siempre que de instantes, que soy de escribir.

 ... en aquellos tiempos donde NO eramos felices, pero estábamos, fuimos y seremos. Un abrazo.

1 comentario:

Noelia dijo...

Y nunca dejes de ser letra, porque eso no te hará menos persona, sociable o verdad, sino realmente todo lo contrario, lo único que hará es quien venga al conocerte quiera quedarse para siempre y no para instantes.